Acerca de la flexibilidad de las articulaciones

José Manuel Sales Pons
Experto profesor de equitación y entrenador de exitosos jinetes.


Cabe destacar la importancia que tiene en el trabajo cotidiano el control –yo diría que riguroso- de las articulaciones, tanto las del caballo como las nuestras. Podemos tomar como ejemplo las múltiples transiciones que, en una sesión de monta, le pedimos al caballo y que éste nos suele reaccionar moviendo cuello y cabeza.

Hay dos frases que ayudan a solucionar el problema:
  • Una es de la Dra Deb Bennett del estupendo capítulo "The Ring Of Muscles" de sus libros "Conformation Analysis" y que dice: "El entrenamiento físico de ambos (jinete y caballo como pareja de baile) consiste en la flexibilidad de las articulaciones de los miembros y cuerpo y así distribuir los movimientos bruscos por el máximo de articulaciones posibles, pero no disminuir los movimientos bruscos". Esto es perfectamente aplicable al caballo y a jinete, sobre todo en el salto. Por esto vemos en la élite, que aparentemente no hacen nada. Lo mismo podemos decir de las transiciones.

  • La otra frase es de Dominique Olivier, de su colección de artículos titulados "L'equitation raisonnee" cuando se refiere al remetimiento de los posteriores y que nos aclara perfectamente el funcionamiento de las articulaciones. Lo mismo: aplicable a caballo y caballista. Dice así: "remetimiento de los pies haciendo flexionar el mayor número de articulaciones posibles, desde los riñones hasta los menudillos. Más articulaciones diferentes se flexionan para un mismo fin, menos debe flexionarse cada articulación. Este reparto del trabajo sobre todas las articulaciones facilita el trabajo del caballo. Más vale activar un poco varias articulaciones que mucho una sola. Esta sinergia facilita además, la movilidad de las otras: una articulación a mitad flexionada, dispone de mucha más latitud de acción en los dos sentidos, que una casi totalmente flexionada"