Mi Oración Navideña (con motivo de cierre del año lectivo)

José Manuel Sales Pons
Experto profesor de equitación y entrenador de exitosos jinetes


Este año voy a seguir pidiéndole a Dios (Alá, Yahvé) por mis alumnos –y desde hace 360 días por mis lectores también- para que nos dé paciencia y serenidad para:
  • Aceptar las cosas (o caballos, o nosotros mismos) que no podemos cambiar.
  • Fortaleza y coraje para cambiar las cosas (o caballos o nosotros) que sí debamos cambiar.
  • Y sabiduría para discernir ambas.
Y de paso, un poquito de voluntad de querer cambiar.
Ah! Y que tengamos siempre bien presente el verso de Juan Ramón Jiménez: "qué difícil es juntar el tiempo de frutecer con el tiempo de sembrar".
Y vale para caballistas y para padres.
Paz y Feliz Navidad. Y esta vez espero que os sirva a todos.

Esta es mi versión de la oración del Dr. Niebuhr. La leí por primera vez en un libro de caballos "HORSES are made to be HORSES" (Los caballos están hechos para ser caballos) de Franz Mairinger.