Video: Clémence Faivre y Gotan - Artículo "Humanos y animales en relación y transformación mutua"



Video: Clémence Faivre y Gotan




Humanos y animales en relación y transformación mutua (fragmento)


Jimena Rodríguez Carreño
Instituto de Filosofía – CCHS-CSIC


Un caballo bien entrenado es capaz de leer el cuerpo por el contacto físico. De ahí que en ocasiones caballo y jinete se encuentren acoplados.

A este respecto, cabe incluso hablar del fenómeno que el etólogo francés Jean-Claude Barrey ha denominado isopraxis, que consiste en que cuando el jinete simplemente piensa en un movimiento, el caballo lo ejecuta. Esto se debe a que el jinete al tener tal pensamiento, realiza movimientos mínimos que el caballo capta y que coinciden con los que tiene que hacer el animal según la orden dada.

Los jinetes con mucho talento se comportan y se mueven como sus caballos, han aprendido a actuar como ellos, lo que explica, a su vez, que en ocasiones el animal se adapte perfectamente a su jinete.

De esta manera, los cuerpos humanos se transforman en cuerpos de caballos.

Quien influye en quien y quien es influido por quien en esta sutil relación entre un buen jinete y su caballo son preguntas que no tienen ya una respuesta clara.

Humano y caballo se influyen mutuamente y cada uno incorpora dentro de sí la mente del otro.