La Doma Clásica

Victor Álvarez
Jinete internacional
Entrenador nacional desde 1977
Juez nacional de Doma Clásica desde 1978
Revista Hípica Catalana.



El objeto de la Doma Clásica es convertir al caballo en un atleta feliz mediante una educación armoniosa.

El resultado será un caballo tranquilo, elástico, suelto y flexible pero también confiado, atento y voluntarioso con lo cual alcanzará el entendimiento perfecto con su jinete.

Estas cualidades se reflejan en:
  • La franqueza y regularidad de los aires.
  • La armonía, ligereza y facilidad de los movimientos.
  • La ligereza del tercio anterior y el remetimiento del posterior, que se produce gracias a una impulsión siempre activa.
  • La aceptación de la embocadura, con sumisión/descontracción (Durchlässigkeit) sin ningún tipo de tensión ni resistencia.
De esta forma el caballo da la impresión de hacer, por voluntad propia, lo que se le pide. Confiado y atento, sometiéndose generosamente al control del jinete, permaneciendo absolutamente derecho en cualquier movimiento sobre una línea recta e incuvándose adecuadamente en los movimientos sobre líneas curvas.

El paso es regular, franco y suelto.
El trote es libre, ágil, regular y activo.
El galope es unido, ligero y equilibrado.
Los posteriores nunca están inactivos ni son arrastrados. El caballo responde a la más leve indicación del jinete dando así vida y ánima al resto de su cuerpo. Mediante una impulsión activa y la flexibilidad de las articulaciones, que ninguna resistencia paraliza, el caballo obedece de buen grado y sin reticencias y responde a las distintas ayudas con calma y precisión, manifestando un equilibrio natural y armonioso, tanto físico como mental.

En todo el trabajo, incluida la parada, el caballo debe estar "en la mano". Se dice que un caballo está "en la mano" cuando el cuello está más o menos alzado y arqueado de acuerdo con la fase de entrenamiento y la extensión o reunión del aire y acepta la embocadura con un contacto ligero y suave y completa sumisión.

La cabeza debe permanecer en una posición estable, como norma, ligeramente por delante de la vertical, con la nuca flexible como punto más elevado y sin ofrecer resistencia alguna al jinete.

La cadencia se aprecia en el trote y el galope y es el resultado de la adecuada armonía que muestra un caballo cuando se mueve con regularidad, marcando claramente los tiempos con impulsión y equilibrio.

La cadencia debe mantenerse en todos los ejercicios al trote y al galope y en todas las variantes de estos aires. La regularidad de los aires es fundamental para la Doma Clásica.

Mariette Withages, juez internacional de Doma Clásica y Presidenta del Comité de Doma Clásica de la FEI nos presenta este manual con esta clara y actual introducción que reproducimos íntegramente: "La Doma Clásica como deporte se está extendiendo muy rápidamente. Muchos países de todo el mundo están interesados en el entrenamiento y la competición a todos los niveles, incluso el más alto. Por ello es importante que todos los que estamos involucrados en este deporte pensemos y hablemos el mismo idioma técnico y que nuestros principios básicos tengan los mismos cimientos.

Esta Guía FEI de Doma Clásica es parte de la política de globalización de la FEI y sin duda contribuirá a mejorar la comunicación entre jueces, jinetes y entrenadores. No sólo servirá para entender y clarificar las notas, sino también para resaltar los criterios marcados en el Reglamento FEI de Doma Clásica.

La Escala de Entrenamiento es el hilo conductor que hilvana todas y cada una de las partes de esta guía. Aprenderse esta guía de memoria no garantiza que uno mejore la forma de juzgar, de montar o de entrenar ni sustituye el reglamento de Doma Clásica. Simplemente se trata de una herramienta basada en dicho reglamento.

Confío en que esta Guía FEI de Doma Clásica contribuya a avanzar en el desarrollo y mejora de nuestro deporte y quisiera aprovechar para recordar a todos y cada uno que el bienestar del caballo sigue siendo nuestro objetivo soberano."

Básicamente, la competición trata de que el caballo y/o pony realice una serie de ejercicios en los distintos aires (paso, trote y galope), atendiendo a las órdenes que su jinete le dá.

El juez cuenta con la serie de ejercicios que el binomio realiza en pista. Éste dará una nota entre el 0 y el 10 por cada ejercicio. Después de haber acabado la prueba, el juez da unas notas de conjunto, en las que se valoran los aires, la impulsión, la sumisión y la posición y asiento del jinete, su corrección y el efecto de las ayudas en su caballo. Dichas notas, junto con alguna otra nota (por ejemplo la del paso largo en las pruebas de menores), tienen coeficiente dos, lo que hace que se duplique su importancia.

Finalmente, se hace una media de todas las notas de cada juez. El binomio que más media obtenga será el ganador de la prueba.
La competición comienza en los niveles preliminares, en los que el juez desea ver libertad y equilibrio por parte del jinete.
Es papel de los entrenadores el fijar las bases del trabajo futuro.
En las primeras pruebas, el binomio sólo ha de realizar ejercicios básicos al paso y al trote.

En Cataluña disponemos de un primer nivel en Doma Clásica llamado Reprise A.P. Esta reprise permite a los jinetes y amazonas iniciarse en este deporte de una manera cómoda y agradable. El texto de la Reprise es muy adecuado para la iniciación a este deporte y se puntúa el Asiento y la Posición del jinete además del trazado y la ejecución de la reprise.

La dificultad va avanzando en una serie de categorías, que van desde las pruebas de Alevines hasta las pruebas de Jóvenes Jinetes, pasando por Infantiles, Cadetes y Juveniles. Después de estas categorías, existen dos más. Una de menor grado de dificultad, la Intermedia y una última, en la que más nivel se exige, llamada Gran Premio. Dicha categoría es la usada en los campeonatos de España de adultos, concursos internacionales y en los Juegos Olímpicos.

La pista de Doma Clásica

Hay dos tamaños de pistas: pequeña de 40x20 m y estándar de 60x20 m. Cada uno tiene letras asignadas a las posiciones alrededor de la arena para especificar donde se realizarán los movimientos.

La pista pequeña se utiliza para los niveles más bajos del adiestramiento.
Sus letras alrededor del borde exterior, empezando con el punto de la entrada y moviéndose a la derecha, son A-K-E-H-C-M-B-F. Las letras también marcan localizaciones en el centro de la arena: Bajando la línea de centro y dirigiéndonos hacia la A , las letras imaginarias en el centro de la pista son: G-I-X-L-D- situando la letra X en el centro.
Para acordarnos de las letras que están en la línea central, el nombre de " GILDA" nos vendrá muy bien. Sólo tenemos que obviar la X que ya sabemos que está en el centro de la pista.