Tensión: enemigo número 1

Lucy Rees
Etóloga galesa reconocida internacionalmente que ha trabajado durante toda su vida para desarrollar una forma diferente de relacionarse con los caballos.


"Todo aquello que es forzado y malentendido no puede ser nunca bello". Jenofonte, 400 A.C.
La falta de tensión es la llave a la confianza, la sensibilidad, la gimnasia y el aprendizaje.
El caballo tenso quiere escapar de su situación, no está preparado para el trabajo. Cuando el caballo está en tensión, su boca, nuca, cuello y línea dorsal, se ponen rígidos impidiendo cualquier tipo de movimiento elástico (o bello). Los músculos tensos resisten la presión de las ayudas, de forma que el caballo parece insensible, resistente, rebelde.

Los músculos tensos impiden los movimientos elásticos y hacen imposible la reunión. El miedo impide el aprendizaje positivo, aunque el animal es capaz de evitar el dolor. En la reunión verdadera, los músculos superiores en el cuello y en el dorso están relajados y extendidos mientras que los abdominales, psoas e ilíacos se contraen. Esto permite la flexión de la nuca, el arqueamiento del cuello, la elevación de la cruz, la subida del lomo y la bajada de la grupa. El caballo está redondo, equilibrado, elástico, con los pies bien metidos por debajo de su cuerpo.

En la falsa reunión, que precede de una actitud de tensión, los músculos superiores en el cuello y en el dorso se contraen invirtiendo estas zonas e impidiendo que los pies puedan avanzar para soportar el peso como es debido. El movimiento del brazo se realiza por el músculo de la parte inferior del cuello y es brusco y frenético. La tensión en la nuca no permite que ésta se flexione. Un caballo que trabaja tan incómodo sufre muchos dolores e incluso lesiones que terminan por acortar su vida útil.

Por estas razones, nos esforzamos en eliminar la tensión resultante de la desconfianza, incomodidad o confusión. Nuestros caballos confiados y atentos aprenden rápido y tienen su agilidad fluida, lo que les permite descubrir cómo moverse bajo el peso del jinete.