El uso de la psicología del caballo en el entrenamiento

Rubén Morales
Técnico Agropecuario y especialista reconocido internacionalmente en Metodologia Internacional de Perfeccionamiento Ecuestre basada en su precisión, intuición y percepción al momento de enseñar a los caballos. Chile.


En diferentes partes del mundo existen personas que tienen una habilidad especial para interpretar lo que siente cada caballo, internacionalmente, en Occidente son mas conocidos como “Susurradores de Caballos”, (“Horse Whisperers”) y el modo de amansar, entrenar y competir un caballo, bajo las reglas de un “Susurrador” es conocido como “Entrenamiento Natural del Caballo” (“Natural Horse Training o Natural Horsemanship”). También se califica a los especialistas en conducta del caballo como “Conductista de caballos” (“Horse Behaviorist”) este término lo considero mas adecuado a la realidad actual, cuando se trata de un profesional dedicado a la conducta del caballo.
Hoy en día un conductista de caballos, necesita tanto experiencia de campo, como saber ciencia y diferentes idiomas para poder acceder a la información más vigente y a los investigadores más importantes.

Personalmente he tenido la posibilidad de conocer y ver trabajar a los conductistas mas importantes del mundo, son norteamericanos en su mayoría. Esto a reafirmado mi convicción de que el entrenamiento del caballo debe ser por sobre todo, versátil, porque el caballo es por sobre todo un ser dinámico que esta siempre evaluando su entorno y elaborando respuestas y reacciones que en lo posible le permitan acomodar al máximo su realidad. A partir de esto quiero profundizar un poco acerca del “Natural Horsemanship” y tratar de separar lo netamente comercial de lo netamente técnico. Creo que más de algún lector habrá visto videos o habrá leído algún libro, sobre algún experto internacional, donde enseña “su verdad” o su modo de domar o entrenar un caballo.

En mi opinión, el problema surge cuando se piensa que las recomendaciones aparecidas en el video o libro de un experto son aplicables para diferentes caballos y por diferentes personas. Lo que observo en mi condición de entrenador dedicado exclusivamente al manejo de la conducta del caballo, es lo siguiente: hay un experto que dice que el mejor método es lograr que el caballo te siga, otro experto dice que el caballo lo debes acostar, otro experto dice que debes enseñarle un conjunto de juegos, otro experto dice que el caballo antes que nada debe concentrarse en el látigo.
Yo creo que el problema radica en que en la medida que los diferentes especialistas son mas conocidos, optan por enfocar su capacidad en desarrollar un grupo de ejercicios de entrenamiento que los diferencie de sus pares y les permita seguir un camino propio, que parezca único y diferente a los demás. Entonces es aquí donde el marketing de un entrenador y de su método, se contraponen a la necesidad de entrenamiento dinámico que requiere cada caballo con cada jinete, en otras palabras debemos darnos cuenta que lo que los caballos necesitan es un diagnostico individual y un entrenamiento amplio, individual y flexible, aunque la moda de enseñar a través de libros y videos nos haga pensar que es posible entrenar caballos basados solamente en los métodos que ofrece como exclusivos algún entrenador.

Cuando yo pienso en enseñar un caballo o a una persona, estoy pensando en seguridad y eficacia, eso significa que si un caballo es por algún motivo, peligroso no puedo restringir el tratamiento a un solo método, es necesario detectar el motivo del problema en la mente del caballo y elaborar un tratamiento complementario cuan especifico sea posible y si es necesario inventar ejercicios para cada caballo, se deben inventar.
Mi trabajo es tratar casos reales, cada día, es una responsabilidad muy grande, eso me ha permitido desarrollar una alta capacidad de diagnostico y mis propios diagnósticos me han demandado el desarrollo o evaluación de una amplia gama de ejercicios que me permiten “tocar” con mas efectividad los diferentes problemas en particular, los ejercicios de entrenamiento son para mi como lo son las herramientas son para un mecánico o los medicamentos son para un doctor, digamos son el medio mas efectivo para alcanzar un problema una vez que a sido identificado.

Mucho de mi tiempo de trabajo consiste en enseñar personas a ser mejores amigos y entrenadores de sus caballos, pero además debo atender caballos peligrosos o caballos que tienen su ultima oportunidad de amansarse o serán sacrificados, lo desee o no, tengo en mis manos la vida de algunos caballos y la seguridad de sus jinetes.
Cuando es así, se debe tener muchos recursos técnicos para detectar cada problema y minimizarlo efectivamente, yo lo comparo con un hospital, donde están preparados para los diferentes tratamientos, sin encasillarse en uno solo, se dispone de todos los recursos posibles, no podemos restringir la atención al “paciente” argumentando que no nos gusta o no entendemos tal o cual estilo. Todos los métodos de entrenamiento pueden ser exactos y efectivos cuando se comprenden y se aplican correctamente, lo importante es encontrar la combinación precisa entre el problema del caballo y los ejercicios de solución. Entonces un conductista debe ser también como un medico quien amplia los tratamientos tanto como se amplíen los problemas en la relación Jinete y Caballo. Es por eso que no considero técnicamente acertado esto de enseñar “sistemas” o “métodos” personales de entrenamiento, por que significa esencialmente ignorar demasiadas otras técnicas a la hora de enseñar y de solucionar problemas. Claro que es difícil dominar muchos métodos, es complejo, es desafiar la mente del caballo, es vulnerar su capacidad de tomar decisiones y tomarlas nosotros por el.

Algunos mitos sobre el entrenamiento natural del caballo.

Uno de las interpretaciones erróneas que se hace ocasionalmente del entrenamiento natural del caballo o Natural Horsemanship es que debe permitir domar cualquier caballo en un breve tiempo, en 1 hora por ejemplo. En Estados Unidos es muy conocido un video para domar caballos en 30 minutos, pero no representa un trabajo científicamente respetable de conductismo del caballo.
Cuando yo comencé a domar con psicología del caballo, domaba en 1 o 2 horas, pero actualmente le asigno más valor a la paciencia, precisión y la formación de un caballo sicológicamente más estable y balanceado antes de montarlo. Los caballos tienen una necesidad vital de tener amigos, pero no aceptan por amigo a quien se presenta desde la montura, hay que saber presentarse y ganarse el respeto del caballo desde el piso.

Por otra parte está la creencia de que el trabajo con la psicología del caballo es exclusivamente suave, delicado, pausado. Esto seria posible si uno trabaja siempre con caballos sin experiencia y de temperamento fácil además, pero la realidad no es esa, lo más frecuente es que existan caballos con malas experiencias, a veces una vida de malas experiencias y una vida venciendo entrenamientos y entrenadores que buscaron una solución. En estos casos se esta frente a caballos expertos en “defenderse”, a este nivel de problema no se puede atender con susurros o galopes interminables que cansen al caballo y no toquen su cerebro. Para este nivel de complejidad, yo uso ejercicios de control que actúan restringiendo al caballo y demandando de su cerebro un desarrollo de la tolerancia nunca antes demandado, simultáneamente con un control nunca antes ejercido sobre el, es el tipo de situaciones en que acuesto a un caballo o lo hago nadar o uso algunos controles de sus extremidades.

Cuando el caballo ya ha perdido la disposición de escuchar al ser humano o ha perdido su capacidad de creer en las personas, la opción que queda es trabajar por sobre sus actos voluntarios, por sobre su conciencia, sobre sus intereses e ir directamente a su cerebro, su memoria, su increíble capacidad de reprogramación de la conducta. Aquí hablamos de conceptos que tienen siglos y que actualmente son estudiados y aceptados por científicos dedicados a la Etología equina o conducta del caballo, los cuales están representados por ejercicios y métodos de trabajo como manear una o las dos manos del caballo.

Otro termino que es muy frecuente en el camino de aprender a comunicarse con el caballo es el Liderazgo, el Líder o Alfa es el nombre que recibe el individuo dominante de una manada de caballos (u otras especies) entonces se cree que la amansa natural permite necesariamente convertirse en líder de un caballo, por ejemplo después de cansar al caballo en un corral redondo, según algunos autores eso implica que el caballo te considera su líder. Yo no comparto esa tendencia, mi convicción es que cuando el caballo nos sigue, estamos recién tocando algunas de sus reacciones automáticas producidas por la asociación. Porque el caballo, cada vez que se acerca al entrenador es bien recibido y es correteado si se aleja, algo tan básico como eso es posible incluso de lograr electrónicamente con cualquier instrumento que moleste al caballo cuando se aleja y lo retribuya cuando esta cerca; el caballo aprenderá inmediatamente a seguir incluso a una máquina, así como los gansos salvajes son entrenados para seguir un volador ultra-liviano.

El trabajo en el corral redondo o round pen como modo importante de amansar caballos, es válido siempre y cuando esté bien ejecutado.
En Nueva York hice una demostración donde enseñé a un caballo al cual detecté ciertos problemas, a seguirme con la cabeza tapada, solo escuchando mis pasos en la arena y mi susurro, esto demuestra que el trabajo de conductismo del caballo exige la capacidad de trabajar con cada sentido del caballo por separado e interpretar cada sensación por separado, eso es lo que permite encontrar los problemas, entenderlos y reducirlos o eliminarlos.

La comunicación Hombre/Caballo tiene una antigüedad de miles de años y aún nos queda mucho por entender. Mi trabajo es traducir lo que un caballo le quiere decir a las personas y lo que las personas le quieren decir al caballo. Toda persona que respeta a los caballos puede aprender una mejor manera de expresarse con ellos y mejores maneras de interpretarlos, es un tipo de lenguaje donde el caballo comienza hablando con sus instintos mas vitales hasta llegar a niveles donde entienden casi cualquier cosa.

Todo esto le ayudara a usted a disfrutar más y de un modo más seguro la pasión por los caballos.