Principios éticos del amigo del caballo

José Manuel Sales Pons
Experto profesor de equitación y entrenador de exitosos jinetes


Esta es mi traducción de los Principios Éticos asumidos por la Federación Hípica Alemana del libro “Dressage moderne, un jeu de massacre?” del Dr. Gerd Heuschmann, en su versión francesa, como se ve por el título.

También encontré estos principios en el libro “Principios de la equitacion” de la Federación Ecuestre Alemana.

1º.- Cualquiera que sea la persona que se ocupe de un caballo, se convierte en responsable del ser vivo que se le ha confiado.

2º.- La cría del caballo debe corresponder a sus necesidades naturales.

3º.- La salud física y síquica del caballo debe ser la prioridad absoluta sea cual sea su utilización.

4º.- La persona debe respetar cualquier caballo, independientemente de su raza, edad, sexo, o de su uso para la cría, el ocio o el deporte.

5º.- El conocimiento de la historia del caballo, de sus necesidades y de lo que concierne a su manejo, son bienes históricos y culturales. Hay que preservarlos, darlos a conocer y transmitirlos a las generaciones futuras.

6º.- La relación con el caballo impregna de manera significativa la personalidad de los jóvenes. Hay que tenerlo siempre bien presente y estimularlo.

7º.- La persona que practica una disciplina ecuestre, necesita un tiempo de formación al igual que el caballo que tiene a su cuidado. Toda formación tiene como objetivo desarrollar la mejor armonía posible entre persona y caballo.

8º.- La utilización del caballo en cualquier disciplina ecuestre, debe tener en cuenta sus capacidades naturales, su aptitud y su disponibilidad. El uso de medicamentos para influir en los resultados o cualquier intervención contraria al bienestar del caballo, deben ser proscriptas y sancionadas.

9º.- La responsabilidad de la persona respecto del caballo se alarga hasta el fin de su vida. La persona debe asumir esta responsabilidad por el bien del caballo.