Video: El poder de una simple pluma - Artículo: La locura y la creatividad, dos caras de una misma moneda

Este es un increíble desempeño de Sanddornbalance por Miyoko Shida Rigolo. La actuación comienza con el equilibrio de una sola pluma blanca en su dedo, luego la coloca encima de una costilla de palma despojado, que se coloca luego sobre otra y así sucesivamente. Es engañosamente simple y absolutamente impresionante ver como ella perfectamente equilibra todos y cada elemento de la construcción en la siguiente.

Zackary Shafer escribió el siguiente comentario del video:
La pluma simboliza la alegría que poseemos en nosotros mismos.
Las piezas de madera representan las obligaciones de la vida que nos hacen sentir la necesidad de atravesarlas en un nuestro esfuerzo por lograr nuestros objetivos y alcanzar la felicidad.

Con el tiempo nos encontramos realizando un acto de equilibrio para mantener nuestro universo unido coherentemente, hasta que llegue el día en que podamos liberarnos del caos y la confusión de la vida para vivir libremente como siempre quisimos.
Finalmente podremos ser capaces de captar ese objetivo y las aspiraciones que siempre tuvimos, vemos que el resto se aparta, se despeja y nos damos cuenta de que estaba con nosotros todo el tiempo... yo estoy muy borracho.
Si bien Zackary cree estar muy borracho, ha hecho una fantástica interpretación del arte del equilibrio de Miyoko. La creatividad genera la sensación de locura y para tranquilidad de Zackary, un creativo y no un borracho, transcribo este artículo:

La locura y la creatividad, dos caras de la misma moneda Víctor Ingrassia
Periodista del diario La Nación - Magíster en Periodismo – Abogado
Citas de dicho artículo


Recientes estudios científicos reafirman lo que la filosofía y la psicología siempre pensaron; un experto de la Fundación Favaloro explicó a lanacion.com los alcances de la investigación.

Esa chispa distinta, ese pensamiento único y brillante, ese talento que va más allá de lo innato, ese toque maravilloso que transforma a una pieza común en una obra de arte. La creatividad y la locura suelen ir de la mano muchas veces y hoy los científicos no dudan en que tienen un vínculo muy cercano.
Imágenes del cerebro revelan asombrosas similitudes en los procesos neuronales de las personas altamente creativas y en aquellas que padecen de esquizofrenia, según un nuevo estudio científico realizado en el Instituto Karolinska, en Suecia. Ambos grupos demostraron una carencia de importantes receptores que se emplean para filtrar y canalizar el pensamiento.

Mediante el estudio del comportamiento de la mente, comenzamos a saber cada vez con más contundencia, que la creatividad es muy similar a la locura.
Según los expertos, creativos y esquizofrénicos comparten la falta de filtros para regular la información que llega al cerebro y puede ser que este procesamiento desinhibido sea lo que le permite a la gente creativa "pensar fuera de lo común", aunque en otras personas puede conducir a enfermedades mentales.

Así, el viejo tema tratado por la filosofía, que luego lo profundizó la psicología y hoy lo estudian en profundidad la ciencia y la medicina, comienza a develarse.

"La creatividad se piensa en términos cognitivos y esta vinculada con las facultades mentales de la persona y la capacidad de abstracción para resolver un problema. Nosotros relacionamos la locura con la esquizofrenia, como un proceso de disociación en la abstracción, propio de las personalidades retraídas o esquizoides, que les sirve para resolver temas intrincados. Es la patología típica que se muestra en el trastorno bipolar", afirmó a lanacion.com el doctor Marcelo Cetkovich, jefe de Psiquiatría del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro y del departarmento de Psiquiatría del Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco).

El experto indica que la fuga de ideas que se expresa en cuadros eufóricos de un paciente, por ejemplo a través de un discurso en el que salta de una cosa a la otra sin relación, indica un aumento de los tiempos psíquicos normales para conectar asociaciones diversas de pensamiento. Y son esos síntomas los que le permiten a las mentes brillantes el hallazgo de soluciones a grandes problemas o miradas distintas para la creación de una obra de arte.
"También se evidencia en los trastornos por déficit de atención, donde se conectan líneas de pensamiento divergentes para encontrar soluciones donde nadie las podía ver. Einstein era un ejemplo. Tenía serios problemas para concentrarse en el estudio de las matemáticas en el colegio y luego esa abstracción o hiperfocalización fue lo que le permitió pensar la Teoría de la Relatividad al conectar cosas inconectables en el pensamiento", explicó Cetkovich, que citó a Emanuel Kant, como otro obsesivo grave con trastornos de atención.

La investigación. Volviendo al estudio científico sueco, el profesor Fredrik Ullen, que llevó adelante la investigación, cree que pueden explicar por qué existe esta relación entre la creatividad y la locura. Ullen estudió los genes receptores de dopamina en el cerebro (D2), que según los expertos, controla el pensamiento divergente.

Uno de sus hallazgos fue que la densidad de receptores D2 en el tálamo de las personas creativas, que obtenía buenos resultados en las pruebas sobre pensamiento divergente, era menor que lo esperado. Lo mismo ocurre con la gente que padece esquizofrenia.
"El tálamo sirve como centro de control, ya que filtra la información antes de que llegue a las áreas de la corteza, la que es responsable, entre otras cosas, del conocimiento y el razonamiento. Menos receptores D2 en el tálamo probablemente ocasionan un menor grado de filtrado de las señales y por lo tanto un mayor flujo de información", dijo Ullen."

El investigador cree que esta abundancia de información no censurada es la chispa que enciende la creatividad. Esto explicaría por qué la gente muy creativa es capaz de ver las conexiones más insospechadas a la hora de intentar resolver problemas.

"La teoría del filtrado talámico se viene estudiando en los últimos años y esboza datos contundentes. Se comprobó que ciertamente se produce una hiperestimulación en la corteza cerebral. De esta manera, la retracción por ejemplo de un autista es el exceso de información en su cerebro", aseguró Cetkovich, que recordó que Simon Baron-Cohen, psicopatólogo de la Universidad de Cambridge, tenía un paciente que podía recordar grandes escenarios con una sola mirada y que lo deslumbró cuando dibujó con asombrosa precisión varios barrios de Londres después de un breve paseo en helicóptero.