Epicteto: selección de varias Máximas de su Manual de Vida

Filósofo estoico nacido en el año 55 en Hierápolis de Frigia

  • Cuando algo acontece, lo único que está en tu mano es la actitud que tomas al respecto; tanto puedes aceptarlo como tomarlo a mal.
  • Lo que en verdad nos espanta y nos desalienta no son los acontecimientos exteriores por sí mismos, sino la manera en que pensamos acerca de ellos.
  • Sobre la muerte: es nuestro concepto de la muerte, nuestra idea lo que nos aterroriza. No temas a la muerte, teme al temor a la muerte.
  • Las cosas son sencillamente lo que son.
  • Los demás que piensen lo que quieran; no es asunto nuestro. Ni vergüenza ni culpa...
  • La libertad es la única meta que merece la pena en la vida.
  • La felicidad depende de tres cosas: la voluntad, las ideas respecto a los acontecimientos en los que estás envuelto y el uso que hagas de esas ideas.
  • La auténtica felicidad siempre es independiente de las circunstancias externas. Practica la indiferencia para con las circunstancias externas.
  • La felicidad sólo puede hallarse en el interior.
  • Sé fiel a tus verdaderas aspiraciones pase lo que pase a tu alrededor.
  • Mantente fiel a tus ideales espirituales aunque sea objeto de burla por parte de aquellos que abandonan los ideales por la aceptación social o la comodidad.
  • Querer agradar a los demás es una trampa peligrosa.
  • Valora tu mente, aprecia tu razón, mantente fiel a tu propósito.
  • Define claramente la persona que quieres ser.
  • Cuidado con las compañías: el mundo está lleno de semejantes agradables y con talento. La clave es asociarse sólo con personas que te eleven, cuya presencia saque lo mejor de ti mismo.
  • El cuerpo: cuídalo, pero no hagas alarde de él.
  • Ejercita la discreción al conversar.
  • Prefiere la satisfacción duradera a la gratificación inmediata.
  • El pensamiento claro es vital: es importante aprender a pensar con claridad. Mediante un pensamiento claro somos capaces de dirigir la voluntad, ser fieles a nuestro auténtico propósito y descubrir los vínculos que nos unen a los demás y los deberes que resultan de dichas relaciones.