Reglamento de Adiestramiento FEA

En vigencia a partir de marzo de 2005
Anexo Nro.5 - Objetivos y Principios Generales

1. El Adiestramiento tiene como objetivo el desarrollo de las habilidades atléticas del caballo por medio de una armoniosa educación. Como consecuencia de lo anterior, el caballo se vuelve tranquilo, elástico, ágil, suelto, flexible y a la vez confiado, atento y perceptivo, lográndose así un entendimiento perfecto con su jinete.

2. Estas cualidades se manifiestan por:
2.1. La franqueza y la regularidad de los aires;
2.2. La armonía, liviandad y soltura de los movimientos.
2.3. La liviandad de los anteriores y el encajamiento de los posteriores, que dan origen a una impulsión viva y franca.
2.4. La aceptación y sumisión total de la embocadura sin tensión ni resistencia alguna.

3. El caballo da así la impresión de actuar por sí mismo, de acuerdo a lo que se le pide.
Confiado y atento, obedece generosamente a los requerimientos y al control de su jinete, permaneciendo absolutamente cubierto (derecho) en los movimientos en línea recta y ajustando su flexionamiento longitudinal cuando se mueve en líneas curvas.

4.Su paso es regular, libre, franco y suelto. Su trote es libre, flexible, elástico, regular, sostenido y activo. Su galope es unido, regular, liviano y cadenciado. Sus miembros posteriores no deben estar jamás inactivos y responden a las más ligeras y suaves indicaciones del jinete, y animan con su acción al resto de su cuerpo.

5.Gracias a su impulsión permanentemente alerta y activa y a la flexibilidad de sus articulaciones, libres del efecto paralizante de las resistencias, el caballo obedece de buen grado y sin vacilación, con calma y precisión a las diferentes ayudas, mostrando un equilibrio natural y armonioso, tanto físico como mental.

6.Durante todo su trabajo, incluso durante el alto, el caballo debe permanecer “en la mano" (en la rienda). Se dice que un caballo está “en la mano” (en la rienda) cuando su cuello está en una colocación más o menos elevado y arqueado, según el grado de su adiestramiento y de acuerdo a la extensión o reunión del respectivo aire; él acepta la embocadura con un contacto liviano y suave, y con una sumisión total.

La cabeza debe permanecer fija y por regla general, ligeramente delante de la vertical, con la nuca flexible en el punto más alto del cuello, sin oponer el caballo la menor resistencia a su jinete.

7.La cadencia es mostrada en el trote y es el resultado de la correcta armonía que el caballo muestra cuando se mueve con una bien marcada regularidad, impulsión y equilibrio.
La cadencia debe ser mantenida en todos los diferentes ejercicios al trote y en todas las variaciones de trote.

8.El ritmo que un caballo mantiene en todos los aires es fundamental para el adiestramiento.

EL ALTO

1.En el alto, el caballo debe permanecer atento, inmóvil y derecho (cubierto) con el encajamiento del posterior, con su peso igualmente repartido en sus cuatro miembros y bien encuadrado de anteriores y posteriores. El cuello debe estar elevado, con la nuca en su punto más alto; la cabeza ligeramente delante de la vertical. Cuando está “en la mano” (en la rienda) y mantiene un ligero y suave contacto con la mano del jinete, el caballo puede tascar tranquilamente la embocadura y estar listo para avanzar ante la más suave indicación de su jinete.

2. El alto se obtiene mediante el desplazamiento del peso del caballo hacia los posteriores, mediante una acción correcta y creciente de las ayudas del asiento y piernas del jinete, que impulsan al caballo hacia delante sobre la mano, que contiene suavemente cada vez más, pero que cede produciendo un alto casi instantáneo, pero sin brusquedad, en el lugar previamente fijado.

EL PASO

1.El paso es un aire de marcha, en el cual las pisadas del caballo se posan sucesivamente en “cuatro tiempos” bien marcados y mantenidos durante todo el trabajo al paso.

2.Cuando el anterior y el posterior del mismo lado se mueven casi al mismo tiempo, el paso tiende a ser un movimiento casi lateral. Esta irregularidad, que puede llegar a la ambladura, es un grave deterioro de este aire.

3.Es el aire del paso donde las imperfecciones del adiestramiento se hacen más evidentes. Por esta razón no se debe exigir a un caballo que marche al paso “en la mano” (“en la rienda”) en sus primeras etapas de adiestramiento. Una reunión demasiado prematura no solamente deteriora y altera el paso reunido, sino que también el paso mediano y el alargado.

4.Se distinguen: el paso reunido, el paso mediano, el paso alargado y el paso libre.
4.1.El paso reunido: El caballo permanece “en la mano” (“en la rienda”), marchando resueltamente hacia delante, con su cuello elevado, arqueado y equilibrado. La línea de la cabeza se acerca a la vertical, manteniendo un contacto suave con la boca.
Los miembros posteriores se encajan con una buena acción de los garrones. El aire del caballo permanece marcial y enérgico, posando sus miembros en una secuencia regular. Cada paso cubre menos terreno y es más elevado que en el paso mediano, porque cada articulación se flexionan en forma más marcada.
Para no caer en un compás precipitado o irregular, el paso reunido es más corto que el paso mediano, aún cuando muestra una mayor actividad.
4.2.El paso mediano: Es un paso franco, regular suelto y de una extensión moderada. El caballo permanece “en la mano” (en la rienda), marchando enérgico pero con calma, dando pasos iguales y decididos, posando los cascos posteriores delante de las huellas de los cascos anteriores. El jinete mantiene un contacto liviano, suave y constante con la boca de su caballo.
4.3.El paso alargado: En el paso alargado el caballo cubre el máximo de terreno posible, pero sin precipitación y sin alterar la regularidad de los pasos. Los cascos posteriores se posan muy nítidamente delante de las huellas de los cascos anteriores. El jinete permite a su caballo extender su cuello y avanzar su cabeza, sin perder el contacto con la boca.
4.4.El paso libre: El paso libre es un aire de relajación en el cual se da al caballo entera libertad de bajar su cabeza y extender su cuello.

EL TROTE

1.El trote es un aire en “dos tiempos” alternados diagonalmente, separados por un tiempo de suspensión y en el cual el caballo avanza por bípedos diagonales, posando simultáneamente el anterior y el posterior opuesto (anterior izquierdo - posterior derecho y viceversa).

2.El trote, siempre con batidas francas, activas y regulares debe ser indicado sin vacilación.

3.La calidad del trote se juzga por la impresión de conjunto, la regularidad y la elasticidad de las batidas, originadas por la flexibilidad del dorso y el buen encajamiento de los posteriores, como asimismo por la aptitud de conservar el mismo ritmo y equilibrio natural, aún después de la transición de un trote a otro.

4.Se distinguen: el trote reunido, el trote de trabajo, el trote mediano y el trote alargado.
4.1.El trote reunido: El caballo permaneciendo “en la mano” (en la rienda), se mueve hacia delante con su cuello elevado y arqueado. Los garrones, claramente encajados, mantienen una impulsión enérgica, permitiendo a las espaldas moverse con facilidad en todas direcciones.
El caballo da batidas más cortas que en los otros trotes, pero es más liviano y más ágil.
4.2.El trote de trabajo: Es un aire intermedio entre el trote reunido y el trote mediano en el cual un caballo, que no está adiestrado ni preparado aún para los movimientos reunidos, se presenta con un buen equilibrio.
Permaneciendo “en la mano” (en la rienda), avanza al frente con batidas iguales y elásticas, con buena acción de los garrones. La expresión “buena acción de los garrones” no significa que la reunión sea una cualidad requerida en este aire. Solamente subraya la importancia de la impulsión, originado por la actividad de los posteriores.
4.3.El trote mediano: El trote mediano es un aire intermedio entre el trote de trabajo y el trote alargado, pero más elevado y “redondeado” que el trote alargado. El caballo avanza francamente hacia delante, alargando moderadamente sus batidas con una clara y obvia impulsión proveniente del posterior. El jinete permite a su caballo, manteniéndolo “en la mano” (en la rienda), que coloque su cabeza un poco más adelante de la vertical que en el trote reunido y de trabajo; le permite al mismo tiempo bajar ligeramente la cabeza y su cuello, las batidas deben ser tan regulares como sea posible y el movimiento en su conjunto equilibrado y desenvuelto.
4.4.El trote alargado: En el trote alargado el caballo cubre el máximo de terreno posible. Conservando la misma cadencia, alarga sus batidas al máximo, gracias a una gran impulsión de sus posteriores. El jinete permite al caballo manteniéndolo “en la mano” (en la rienda), alargar su marco y cubrir terreno, sin buscar un punto de apoyo en la embocadura, a fin de evitar un aire sobreelevado. Los cascos anteriores deben posarse en el suelo en el lugar hacia el cual ellos están proyectados. El movimiento de los anteriores y posteriores debe ser similar (paralelos) en el momento de su extensión. Todo el movimiento debe estar bien equilibrado y la transición al trote reunido debe ser ejecutada suavemente haciendo llegar más peso sobre los posteriores.

5.Todo el trabajo al trote debe ser ejecutado “sentado”, salvo indicación contraria en el texto de la lección correspondiente.

EL GALOPE

1.El galope es un aire en “tres tiempos” en el cual, en el galope a la derecha por ejemplo, las pisadas se suceden en el siguiente orden: posterior izquierdo, diagonal izquierdo, (el anterior izquierdo se mueve simultáneamente con el posterior derecho), anterior derecho, seguidos por un tiempo de suspensión de los cuatro miembros antes del inicio de la batida siguiente.

2.El galope siempre debe ser iniciado sin vacilación y ejecutado con batidas regulares, ligeras y cadenciadas.

3.La calidad del galope se juzga por la impresión de conjunto y de la regularidad y liviandad de los “tres tiempos” producto de la aceptación de la embocadura con una nuca flexible y del encajamiento del posterior así como por la habilidad de mantener el mismo ritmo y equilibrio natural, aún después de una transición de un galope a otro. El caballo debe permanecer siempre totalmente derecho (cubierto) en las líneas rectas.

4.Se distinguen: el galope reunido, el galope de trabajo, el galope mediano y el galope alargado.
4.1.El galope reunido: En el galope reunido, permaneciendo el caballo “en la mano” (en la rienda) marcha adelante con el cuello elevado y arqueado. Este aire se caracteriza por la ligereza de los anteriores y el encajamiento de los posteriores, es decir, se caracteriza por las espaldas flexibles, libres y ágiles y por las ancas muy activas. Las batidas del caballo son más cortas que en los otros galopes, pero es más liviano y su movilidad aumenta.
4.2.El galope de trabajo: Este es un aire intermedio entre el galope reunido y el galope mediano.
En este aire un caballo que no está todavía adiestrado ni preparado para los movimientos reunidos, se muestra en un buen equilibrio; permaneciendo “en la mano” (en la rienda) va hacia delante, con batidas iguales, livianas y cadenciadas, con sus garrones activos. La expresión “garrones activos” no significa que la reunión sea obligatoria en este aire. Subraya simplemente la importancia de la impulsión, proveniente de la actividad de los posteriores.
4.3.El galope mediano: Este es un aire intermedio entre el galope de trabajo y el galope alargado.
El caballo avanza francamente, conservando el equilibrio alarga moderadamente sus batidas con una clara y obvia impulsión de sus posteriores.
El jinete permite al caballo, que permanece “en la mano” (en la rienda), avanzar su cabeza un poco más delante de la vertical que en el galope reunido y en el galope de trabajo; le permite al mismo tiempo bajar ligeramente su cabeza y su cuello. Las batidas deben ser tan largas y regulares como sea posible y el conjunto del movimiento equilibrado y desenvuelto.
4.4.El galope alargado: En el galope alargado, el caballo cubre el máximo de terreno posible. Conservando el mismo ritmo, alarga sus batidas al máximo, sin perder su calma ni su liviandad, como resultado de una gran impulsión proveniente de los posteriores.
El jinete permite al caballo, manteniéndolo “en la mano” (en la rienda), sin que se apoye en forma exagerada en la embocadura, que baje su cabeza y alargar su cuello. Sin que se cargue; adelantando más o menos la punta de la nariz.
4.5.La cadencia debe ser mantenida durante las transiciones de galope mediano, tanto al galope alargado como al reunido.


5.El contragalope: Este es un movimiento en el cual el jinete, por ejemplo en un círculo a mano izquierda, deliberadamente hace galopar a su caballo a mano derecha. El contragalope es un movimiento de equilibrio. El caballo conserva su colocación natural con una ligera flexión en la nuca hacia el costado externo del círculo. El caballo toma la posición hacía el lado correspondiente de la mano a la que está galopando. Su conformación no permite a la columna vertebral flexionarse al círculo descripto. El jinete evitando toda contorsión que provoque rigidez y altere el compás, debe preocuparse especialmente de limitar la desviación de los posteriores hacia el costado externo del círculo y moderará sus exigencias de acuerdo al grado de flexibilidad del caballo.

6.Cambio de pie simple, al galope: Este es un cambio de pie al galope en el cual el caballo, es llevado inmediatamente al paso después de dar tres a cinco pasos como máximo, debe partir inmediatamente al galope sobre a la otra mano.

7.El cambio de pie en el aire: Este es un cambio de pie que se ejecuta en estrecha relación con el tiempo de suspensión que sigue a cada batida de galope. También se puede ejecutar por series, por ejemplo cada 4, 3, 2 y una batida. El caballo, incluso en las series debe permanecer tranquilo, liviano y derecho (cubierto) con una impulsión permanentemente activa, manteniendo el mismo ritmo y equilibrio durante todo el desarrollo del movimiento. Para no reprimir o limitar la liviandad o la fluidez de los cambios de pie en el aire en series, el grado de reunión debe ser ligeramente menor que en el galope reunido.

EL PASO ATRAS

1.El paso atrás es un movimiento de retroceso, simétrico, en el cual los miembros se levantan y se posan por bípedos diagonales. Los cascos deben levantarse notoriamente y los posteriores deben conservarse bien en línea.

2.Durante el alto y la inmovilidad que precede al paso atrás, como también durante el paso atrás mismo, el caballo debe permanecer “en la mano” (en la rienda), conservando siempre el deseo de moverse hacia delante.

3.Toda anticipación o precipitación del movimiento, toda resistencia, defensa o evasión a la acción de la mano, toda desviación de los posteriores de la línea recta, inactividad o pereza de los posteriores y todo “arrastrar” de los anteriores son faltas graves.

4.Si en el transcurso de una lección de adiestramiento, el trote o el galope siguen a continuación de un paso atrás, el caballo debe partir de inmediato en el aire requerido, sin detención ni pasos intermedios.

LAS TRANSICIONES

1.Los cambios de aire y de velocidad deben efectuarse con nitidez en la letra indicada; deben ser ejecutadas rápidamente, pero con suavidad y sin brusquedad.
La cadencia del aire se conserva hasta el momento en que el caballo toma el nuevo aire o marca el alto. El caballo debe permanecer liviano en la mano, tranquilo y manteniendo una correcta posición.

2.Lo anterior también se aplica igualmente para las transiciones de un movimiento a otro, como por ejemplo del pasaje al piafe o viceversa.

LA MEDIA PARADA

La media parada, que debe ser apenas visible, resulta de una acción casi simultánea y coordinada del asiento, de las piernas y de la mano del jinete. Tiene por finalidad aumentar la atención y el equilibrio del caballo antes de ejecutar determinados movimientos o transiciones a aires inferiores o superiores.
Al trasladar ligeramente más peso sobre los posteriores del caballo, se hace más fácil encajar los posteriores y bajar las ancas, lo que redunda en beneficio de la liviandad de los anteriores y de un mejor equilibrio general del caballo.

LOS CAMBIOS DE DIRECCION

1.En los cambios de dirección, el caballo debe ajustar el flexionamiento de su cuerpo a la curvatura de la línea que sigue, permaneciendo flexible y siguiendo las indicaciones del jinete, sin oponer ninguna resistencia y sin modificar el aire, ritmo o velocidad.

2.En los cambios de dirección en ángulo recto, como por ejemplo en el pasaje de los ángulos, el caballo debe describir aproximadamente un cuarto de círculo de alrededor de 6 m. de diámetro en los aires reunidos y de trabajo.

3.Cuando se cambia de dirección en forma de “contra cambios de mano”, el jinete abandona su dirección primitiva y se desplaza oblicuamente, ya sea hasta la línea de cuarto, hasta la línea media o hasta la pista larga opuesta, desde donde vuelve a desplazarse oblicuamente hasta volver a la pista que estaba siguiendo cuando inició el movimiento.

4.En los contra cambios de mano, el jinete debe enderezar su caballo un instante antes de cambiar de dirección.

5.Cuando el número de metros o de batidas está indicado en la lección, como por ejemplo para un contra cambio de mano apoyando a cada lado de la línea media, este número debe ser estrictamente respetado y el movimiento debe ser ejecutado en forma simétrica.

LAS FIGURAS

1.Vuelta
La vuelta es un círculo de 6, 8 o 10 metros de diámetro. Más allá de 10 metros se emplea el término “Círculo” indicando su diámetro.

2.La Serpentina
Esta figura consiste en medios círculos unidos por una línea recta. Cuando se cruza la línea media el caballo debe estar paralelo a la pista corta. De acuerdo a la dimensión de los medios círculos, variará el largo de la línea recta que los une.


3.El Ocho
Esta figura comprende dos vueltas o círculos de igual diámetro y especificados en la lección; estos círculos son tangentes en el medio del ocho. El jinete debe enderezar su caballo un instante antes de cambiar de dirección en el centro de la figura.

TRABAJO EN DOS PISTAS

1. Se debe hacer una diferencia entre los siguientes movimientos:
• Ceder a la pierna.
• Espalda adentro.
• Travers
• Renvers
• Apoyar.

2.El trabajo en dos pistas tiene por finalidad:
2.1Perfeccionar la obediencia del caballo de acuerdo a las ayudas que le aplique el jinete.
2.2Obtener la flexibilidad del caballo en su conjunto y así aumentar la libertad de sus espaldas y la flexibilidad de los posteriores, como así también, la elasticidad de la unión entre la boca, la nuca, el cuello, el dorso y las ancas.
2.3Mejorar la cadencia y armonizar el equilibrio y el aire.

3.Ceder a la pierna: El caballo está casi derecho, salvo una pequeña posición en la nuca del costado opuesto a la dirección hacia el cual se desplaza. El jinete alcanza a ver solamente el arco superciliar del ojo y el ollar de la nariz del costado interno. Los miembros del costado interno pasan y se cruzan por encima de los del costado externo. El caballo mira en sentido opuesto al sentido de la marcha. El ceder a la pierna es la base fundamental del trabajo en dos pistas y debe ser incluido e iniciado en el adiestramiento del caballo antes que esté preparado para cualquier trabajo de reunión. Más tarde, junto con la espalda adentro que es un ejercicio más avanzado, el ceder a la pierna es el mejor medio para volver al caballo flexible, libre y suelto. Mejora la franqueza, la elasticidad y la regularidad de sus aires, como asimismo la armonía, la liviandad y la soltura de sus movimientos.
3.1El ceder a la pierna puede ser ejecutado “sobre la diagonal”. En este caso, el caballo debe permanecer lo más paralelo posible a las pistas largas del rectángulo, debiendo los anteriores preceder ligeramente a los posteriores. El movimiento también puede ser ejecutado en las pistas, en este caso el ángulo que debe tener el caballo con respecto a la dirección del movimiento debe ser de alrededor de 35 grados (ver figura 5).

LOS MOVIMIENTOS LATERALES

1.El propósito de los movimientos laterales también es desarrollar y aumentar el encajamiento de los posteriores y así lograr una mayor reunión.

2.En todos los movimientos laterales - espalda adentro, travers, renvers y apoyar, el caballo está ligeramente flexionado y se mueve con los anteriores y posteriores sobre dos pistas distintas (ver figuras a continuación).

3.El flexionamiento y la posición nunca deben ser exagerados, para no comprometer el equilibrio y fluidez del movimiento que se está ejecutando. Esto se aplica especialmente al apoyar, en el cual arqueamiento debe ser menor que en el espalda adentro, el travers (grupa adentro) y el renvers (grupa afuera).

4.En el trabajo en dos pistas, el aire debe permanecer libre y regular, manteniendo una impulsión constante. Sin embargo debe permanecer flexible, cadenciado y equilibrado. Se constata a menudo una pérdida de la impulsión, debido a que el jinete se preocupa fundamentalmente en flexionar su caballo y de impulsarlo lateralmente.


1. espalda adentro

2. travers
(grupa adentro)

3. renvers
(grupa afuera)

4. apoyar

5.ceder a la pierna
en la pista larga

6. ceder a la pierna
en la diagonal

5.En todos los movimientos en dos pistas el lado hacia el cual el caballo debe estar curvado, es el lado interno. El lado opuesto es por lo tanto el externo.

6.Espalda adentro: El caballo está ligeramente flexionado alrededor de la pierna interna del jinete.
Los miembros anteriores del lado interno pasan y cruzan por encima de los lado externo, los miembros posteriores del lado interno se colocan adelante y frente de aquel del lado externo. El caballo mira en la dirección opuesta al sentido de la marcha.
Cuando se ejecuta el espalda adentro en la forma correcta, el caballo debe estar ligeramente flexionado alrededor de la pierna interior del jinete y ejecutado correctamente no solamente es un ejercicio de soltura, sino que también uno de reunión; en efecto, el caballo en cada paso debe encajar su posterior interno bajo la masa y colocarlo adelante y frente al posterior externo, movimiento que no puede ejecutar sin bajar su cadera interna correspondiente (ver fig.1).

7.Travers (grupa adentro): El caballo está ligeramente flexionado en torno a la pierna interna del jinete. Los miembros del lado externo se posan por encima y por delante de los del lado interno. El caballo mira en la dirección del movimiento (ver figura 2).

8.Renvers (grupa fuera): Este es el movimiento inverso en relación al travers, colocándose la grupa en lugar de la cabeza en dirección al muro. Las ayudas en el renvers se aplican de acuerdo a los mismos principios y condiciones que en el travers (Ver fig. 3).

9.Apoyar es una variante del travers, que se ejecuta sobre la diagonal en lugar de ser ejecutado en las pistas largas. El caballo debe estar ligeramente flexionado en torno a la pierna interna del jinete, para dar la mayor libertad y la mayor movilidad a las espaldas, lo que agrega soltura y gracia al movimiento. Sin embargo, los anteriores deben preceder ligeramente a los posteriores. Los miembros se cruzan, los del lado externo pasan por encima y por delante de los del lado interno.
El caballo mira en la dirección del movimiento. Debe conservar durante todo el movimiento la misma cadencia y el mismo equilibrio.
A fin de dar más libertad y movilidad a las espaldas, lo que agrega más fluidez y elegancia al movimiento, es de gran importancia, que el caballo esté correctamente flexionado y, evitando así, adelantar su espalda interna, manteniendo también la impulsión, especialmente por el encajamiento de su posterior interno (ver figura 4).


GIRO SOBRE LAS ANCAS, LA PIRUETA Y LA MEDIA PIRUETA

1.Giro sobre las ancas del alto al alto.
Al principio del giro se permiten unos pocos pasos adelante. Durante el giro el caballo se mueve alrededor de un punto en el cual el posterior interno permanece cerca de ese punto mientras camina alrededor del mismo en pisadas bien claras.

Los anteriores y el posterior externo se mueven alrededor del posterior interno, el cual sube y baja con ritmo claramente en dirección al centro de gravedad y encuentra el suelo en el mismo punto o solo un poco adelante.

Después de completar el giro el caballo vuelve a la pista de manera lateralmente hacia delante antes del segundo alto. El caballo vuelve a la pista sin cruzar los posteriores. Cuando se ejecuta el giro el caballo debe estar con posición a la dirección del giro.

2.Giro sobre las ancas al paso.
El mismo criterio se aplica como en el giro desde el alto, la única diferencia es que el caballo no viene desde un alto antes y después del giro.
Antes de comenzar el giro, las pisadas del paso deberán acortarse.

3.La pirueta (media pirueta) es un círculo (semicírculo), que se ejecuta en dos pistas con un radio igual al largo del caballo, girando con sus anteriores alrededor de sus ancas.

4.Las piruetas (medias piruetas) se ejecutan normalmente al paso o al galope reunido, pero también se pueden ejecutar haciendo piaffe.

5.En la pirueta (media pirueta) los anteriores y el posterior externo giran en torno del posterior interno, el que actúa como eje y debe mantenerse en su huella o ligeramente delante de ella, elevándose en cada batida.

6.Cualquiera que sea el aire en el cual se ejecute la pirueta (media pirueta), el caballo, ligeramente flexionado hacia la dirección a la cual está girando, debe permanecer “en la mano” (en la rienda) con un contacto liviano, girar suavemente, manteniendo la cadencia y la regularidad de las pisadas de los miembros en el aire correspondiente. La nuca se mantiene en el punto más alto durante todo el movimiento.

7.Durante todo el movimiento de la pirueta (media pirueta) el caballo debe conservar su impulsión, sin insinuar en ningún momento el menor movimiento de retroceso ni de desplazamiento lateral de su eje. Si el posterior interno no se levanta ni se posa al mismo ritmo que el posterior externo, el aire no será regular.

8.En la ejecución de la pirueta o de la media pirueta al galope, el jinete debe mantener su caballo perfectamente liviano mientras acentúa la reunión. Las ancas están bien encajadas y bajas, mostrando una buena flexión de las articulaciones. Una parte integrante del movimiento es el galope previo y posterior a la pirueta, estos deben caracterizarse por el incremento de la actividad y la reunión antes de la pirueta y por el equilibrio mantenido cuando el caballo la finaliza.

9. La calidad de la pirueta (media pirueta) se juzga por su flexibilidad, liviandad, cadencia y regularidad, así como también, por la precisión, suavidad y soltura de las transiciones; en las piruetas (medias piruetas) al galope debe existir además una relación entre el equilibrio, la elevación y el número de batidas (6 a 8 batidas para la pirueta y 3 a 4 para la media pirueta, constituyen una número deseable).

EL PASAJE

1.El pasaje es un trote acortado, muy reunido, muy elevado y muy cadenciado. Se caracteriza por un encajamiento pronunciado de las ancas y de una flexión más acentuada de las rodillas y de los garrones, así como también por la elegancia y la elasticidad del movimiento.
Cada bípedo diagonal se levanta y desciende alternadamente con cadencia y un tiempo prolongado de suspensión.

2.En principio, la altura de la punta del casco del anterior que se eleva, debe alcanzar la mitad de la caña del anterior apoyado en tierra; la pinza del posterior levantado, se eleva ligeramente sobre el nudo del otro posterior apoyado.

3.El cuello se debe elevar elegantemente arqueado con la nuca en el punto más alto y la cabeza se debe aproximar a la vertical. El caballo debe permanecer liviano en la mano y capaz de pasar suave y fluidamente del pasaje al piafe y viceversa, sin esfuerzo aparente y sin que se altere la cadencia, con una impulsión siempre activa y pronunciada.

4.La irregularidad en la posación de los posteriores, como también el balanceo lateral de los anteriores o de las ancas, así como cualquier movimiento irregular y brusco de los anteriores y posteriores, arrastrar los posteriores en el suelo, o alteración de la colocación “en la mano”, son consideradas faltas graves.

EL PIAFAR

1.El piafe es un movimiento en diagonal de máxima reunión cadenciado y elevado, que da la impresión de un trote en su lugar. El dorso del caballo permanece flexible y elástico. La grupa desciende ligeramente, las ancas con los garrones activos y bien encajados dan a las espaldas y a todo el tercio anterior una gran liviandad, libertad y movilidad en sus movimientos.
Cada bípedo diagonal se levanta y posa alternativamente con la misma cadencia y un tiempo de suspensión ligeramente prolongado.

2.En principio, la pinza (parte anterior de la herradura) del casco del anterior de la mano que se eleva, debe alcanzar a la mitad de la caña del anterior que está apoyado. La pinza del casco del posterior levantado se debe elevar ligeramente sobre el nudo del otro posterior que está apoyado.

3.El cuello se debe elevar y arquear, la cabeza debe estar vertical. El caballo debe permanecer liviano y suave en la mano, con su nuca flexible y manteniendo un contacto liviano sobre las riendas tensas. El cuerpo del caballo se eleva y desciende en un movimiento flexible y armonioso.

4.El piafe, debe estar siempre animado por un impulso vivo y enérgico, caracterizado por un equilibrio perfecto. Al mismo tiempo que da la impresión de permanecer en el lugar, debe haber una visible inclinación por avanzar, que se manifiesta por la ferviente disposición del caballo de avanzar tan pronto como le sea solicitado.

5.El menor movimiento hacia atrás, la irregularidad en el movimiento de los posteriores, el cruzamiento de los anteriores o de los posteriores, el balanceo lateral de los anteriores o de las ancas, son consideradas faltas graves. Un movimiento apurado, con pasos precipitados, irregulares y sin cadencia o con batidas sin suspensión, no tiene nada en común con el verdadero piafe.

LA REUNION

1.La finalidad de la reunión en el caballo es:
1.1.Aumentar el desarrollo y mejorar la regularidad y equilibrio del caballo, que se han alterado más o menos con el peso del Jinete.
1.2.Desarrollar y aumentar la aptitud del caballo para bajar su grupa y encajar sus posteriores en beneficio de la ligereza y movilidad de los anteriores.
1.3.Mejorar la “soltura y la prestancia” del caballo y hacer su monta más agradable.

2.Los mejores medios para obtener estos resultados son los movimientos laterales, travers (grupa adentro), renvers (grupa afuera) y sobre todo espalda adentro (Art. 412.6.), así como las medias paradas (Art. 408.).

3.En otros términos, la reunión resulta del aumento del encajamiento de los posteriores, con sus articulaciones flexionadas y elásticas bajo la masa, gracias a una ayuda temporal y discontinua, pero a menudo repetida del asiento y de las piernas del jinete, que empujan al caballo hacia delante sobre una mano más o menos fija o contenedora, que deja pasar justo la cantidad precisa de impulso.
En consecuencia, la reunión no es el resultado del acortamiento del aire mediante la acción de la mano que resiste, sino que por el uso del asiento y de las piernas a fin de encajar más los posteriores bajo la masa del caballo.

4. Sin embargo, los posteriores no deben encajarse excesivamente bajo el caballo, por cuanto esto acortaría demasiado su base de sustentación, y por lo tanto trabaría o podría llegar a impedir el movimiento. En este caso, la línea superior se alargaría y levantaría en relación a la línea inferior materializada por la reducida base de sustentación, lo que comprometería su estabilidad y el caballo tendría dificultad en encontrar un equilibrio armonioso y correcto.


5.Por el contrario, un caballo cuya base de sustentación es demasiado larga que no puede o que rehúsa encajar sus posteriores bajo la masa, no llegará jamás a obtener una reunión correcta, que se caracteriza por su actitud de “llevarse a si mismo”, como por una impulsión clara que proviene de la actividad de los posteriores.

6.La posición de la cabeza y del cuello de un caballo en los aires reunidos depende naturalmente de su grado de adiestramiento y en cierto grado de su conformación anatómica. De todos modos, debe mostrar un cuello que se levante libremente en una curva armoniosa desde la cruz a la nuca, punto culminante, y con la cabeza ligeramente delante de la vertical. No obstante, cuando el jinete aplica las ayudas para obtener una reunión momentánea y pasajera, la cabeza del caballo puede aproximarse a la vertical (ver Arts.401.6, 402.1 y 406).

LA SUMISION / LA IMPULSION

1.Sumisión no significa un sometimiento ciego, pero si una obediencia que se revela por una constante atención, confianza y buena voluntad, que se demuestran y expresan en la conducta general del caballo, como asimismo, por la armonía, liviandad y soltura en la ejecución de los diferentes movimientos.
El grado de sumisión se manifiesta también por la forma en que el caballo acepta la embocadura, ya sea con un contacto ligero, suave y con una nuca flexible, o bien, resistiendo o evadiendo la acción de la mano del jinete, colocándose ya sea “'fuera” o “detrás” de la rienda, según sea el caso.

2.Si el caballo saca la lengua, si la pasa por encima del bocado o la sube, la recoge, si rechina los dientes o si agita violentamente su cola, muestra las señalas más comunes de nerviosismo, tensión o resistencia de su parte, lo que debe ser tomado en cuenta por los jueces cuando coloquen sus notas por los diferentes movimientos ejecutados, así como en la nota de conjunto “sumisión” (Nº 3).

3.La impulsión es un término empleado para describir la transmisión de una energía propulsiva, activa, pero controlada, que tiene su origen y es generada por sus posteriores y que anima el potencial atlético del caballo. Su expresión final puede ser mostrada solamente mediante un dorso flexible y elástico guiado hacia un contacto suave por la mano del jinete.

4.La velocidad por si misma tiene poco que ver con la impulsión: el resultado es más a menudo un achatamiento de los aires. Una característica visible de la impulsión se expresa en una mayor flexibilidad de las articulaciones posteriores, en una acción continua, más que una acción brusca y violenta. Los garrones, cuando los miembros posteriores abandonan el suelo, deben primeramente moverse hacia delante más que levantarse hacia arriba, pero sobre todo, sin moverse hacia atrás.

Uno de los primeros componentes de la impulsión es el tiempo de suspensión del caballo en el aire, más que en el suelo; en otros términos, la expresión que ella agrega a los aires.
Sin embargo, la diferencia entre el trote reunido y el pasaje deberá ser muy clara. Por lo tanto, la impulsión se ve en aquellos aires que tienen un período de suspensión.

LA POSICION Y LAS AYUDAS DEL JINETE

1.Todos los movimientos del caballo deben ser obtenidos sin esfuerzo aparente del jinete. Este debe sentarse bien equilibrado, aplomado, con su cintura y caderas flexibles; los muslos y piernas fijos y bien descendidos; el busto relajado, libre y derecho; las manos bajas y juntas, sin tocarse ni tocar al caballo, manteniendo los pulgares como el punto más alto; los codos y brazos cerca del cuerpo, permitiendo al jinete seguir los movimientos del caballo con suavidad y armonía, sin alterarse ni violentarse, y aplicar sus ayudas en forma imperceptible.

Esta posición es la única que permite al jinete hacer progresar a su caballo correctamente en el adiestramiento.

2. El asiento tiene en adiestramiento una importancia tan grande como la acción de las manos y de las piernas. Solamente un jinete que sabe cómo hay que contraer y relajar los músculos de su cintura en el momento preciso está en condiciones de actuar correctamente sobre su caballo (ver Arts. 402.2, 408 y 416.3).

3.En todos los Concursos Internacionales de Adiestramiento, es obligatorio la conducción con las riendas en las dos manos, no sólo en una Lección Oficial de la FEI, sino que también en la ejecución de una Lección Nacional inscripta en el programa del mismo concurso. Sin embargo, al abandonar la pista al paso con las riendas largas, al término de la prueba, el jinete puede a voluntad tomarlas en una sola mano. Sin embargo, montar con las riendas en una mano esta permitido en las Lecciones de Estilo Libre (Free Style - Kür).

4. El empleo de la voz, en cualquier forma que sea, el chasquido de la lengua aislado o repetido, son faltas graves, que hacen bajar la nota por lo menos en dos puntos en el movimiento durante el cual ellos se aplicaron.

VESTIMENTA


Ikurriña Duquesa, presentada por la Sra. Graciela Bofill
Concurso oficial de Adiestramiento en el Club Alemán de Equitación
Vestimenta obligatoria para Jinetes “A” de Máximas Exigencias y optativa para Jinetes “A” de Mínimas Bajas, Mínimas Altas, Medianas, Young Riders y Juniors.