-. ESCUELA - EL AMANECER .-

   -   Escuela El Amanecer


SINÓNIMO TAMBIÉN DE TENER CABALLO PROPIO, BRINDANDO ADEMÁS UNA ENSEÑANZA DE AVANZADA DENTRO DE LA EQUITACIÓN CLÁSICA
"Los milagros ocurren todos los días. Brotan desde su fuente oculta, nos rodean de oportunidades y desaparecen. Son las estrellas fugaces de la vida cotidiana. Estas estrellas son tan poco frecuentes que nos parecen mágicas, pero la verdad es que surcan el cielo de manera constante. Sólo que no las notamos durante el día porque estamos deslumbrados por la luz del sol y en la noche únicamente son visibles si volteamos hacia el lugar correcto, en el cielo oscuro y despejado.

Aunque los consideramos extraordinarios, los milagros también surcan nuestra conciencia todos los días. Podemos optar por percibirlos o ignorarlos, sin reparar en que nuestro destino puede pender de un hilo. Sintoniza con la presencia de los milagros y al instante la vida se transforma en una experiencia deslumbrante, más maravillosa y emocionante de lo que jamás imaginaste; ignórala y una oportunidad se habrá ido para siempre.

Más allá de tu ser físico, más allá de tus pensamientos y emociones, en tu interior hay un reino que es potencial puro; desde este lugar, cualquier cosa y todas las cosas son posibles.
Las coincidencias dirigen y dan forma a nuestras vidas. Cuando vivimos valorando las coincidencias y sus significados, nos conectamos con el campo subyacente de posibilidades infinitas.

Aquí comienza la magia. Este es un estado al que llamo "Sincro Destino", en el que es posible alcanzar el cumplimiento espontáneo de todos nuestros deseos."

Deepak Chopra - del libro Sincro Destino

Amanecer significa origen, principio, que empieza a manifestarse algo, que aparece la luz del día.
La coincidencia entre el nombre del establecimiento hípico "El Amanecer" y su existencia junto con un proyecto que nació de un deseo colectivo, hizo posible el milagro de poder acceder al sueño del caballo propio hecho realidad.

Alumnos con grandes inquietudes y anhelos de progreso han reunido esfuerzos para consolidar un grupo estable con fines de mutua ayuda para poder concretar sus deseos.
De esta manera, lo que individualmente no podrían afrontar, que es disponer de un caballo propio, lo han logrado formando esta comunidad de trabajo.

Los caballos de este emprendimiento son aportados por el mencionado establecimiento "El Amanecer" de Paraná, club al cual representarán en los concursos oficiales, ya que dicho club se encuentra federado, al igual que los caballos que les fueron cedidos para este proyecto, convertido hoy en Escuela de Equitación.

Inicialmente comenzaron con dos caballos, debido a que, en aquel momento, eran seis los integrantes que lideraban esta modalidad de trabajo.
Por razones de compromisos laborales, de estudios o para compartir gastos, toman sus clases repartiéndose entre ellos los seis días de la semana, cubriendo así el trabajo de los caballos equitativamente.

Las posibilidades de asociación son infinitas, ya que cada grupo decide cuántos integrantes lo formarán y que responsabilidades puede asumir cada uno, fijando de acuerdo a ello, cuántos caballos se necesitan (cada caballo debe salir en una clase todos los días). En la medida en que nueva gente se incorpora, nuevos caballos se van sumando a los ya existentes.
De esta manera, próximamente ingresarán dos nuevos caballos.

El compromiso que asumen los alumnos, es prodigarle a su caballo todo lo necesario durante los días en que está a su cargo, disfrutando del mismo como propio.
Los objetivos de trabajo a alcanzar con los binomios son a corto, mediano y largo plazo.
Los caballos son trabajados en clases dictadas por un profesor idóneo para seguridad tanto del caballo como del alumno.
Se imparten clases en todos los niveles, desde principiantes hasta alta competencia.

De esta manera, surgió un emprendimiento que hoy es realmente un verdadero "amanecer"… algo nuevo que nace con toda la fuerza de lo que recién empieza y que está lleno de las esperanzas del nuevo día, para que todos puedan hacer de un sueño, una realidad... AQUÍ EN BUENOS AIRES, rodeado de la naturaleza que brindan los bosques de Palermo, que supieron resistir al avance del asfalto y del cemento.

Para más información, conectarse con:
gaiper@caballosenarmonia.com.ar  o llamando al 15-5947-7412

Tú eres lo que es tu deseo más profundo.
Tal como es tu deseo, es tu intención.
Tal como es tu intención, es tu voluntad.
Tal como es tu voluntad, son tus actos.
Y tal como son tus actos, es tu destino.

Deepak Chopra
DR. LUIS SCOREANZI, REPRESENTANTE EN BUENOS AIRES DEL CLUB HÍPICO "EL AMANECER" DE PARANÁ

   - Una Filosofía de Vida

LENTAMENTE PERO SIN PAUSA, LA OSCURIDAD SE DESVANECE FRENTE A LA LUZ DEL DÍA
Habrá otras noches, pero siempre el amanecer resurge despertando, después del sueño, de la inacción y del descanso, a todas las criaturas.

RESURGE CON FUERZA, CON LA INACABABLE ENERGIA DEL SOL QUE NOS SACA DE LA INERCIA
Y el amanecer está ahí para todos, nada más que solamente pertenece a algunos, a los que saben encontrarlo y disfrutarlo, absorbiendo para sí el regocijo que produce su energía y su belleza.

PERO IGUAL SIGUE ALLÍ, INTACTO PARA QUIENES TAMBIÉN QUIERAN AÚN DESCUBRIRLO
Ese amanecer tiñe al día de esperanzas, ya que nos posibilita concretar en el hoy nuestros sueños, porque cada día es una nueva posibilidad que nace para que todos podamos ser lo que deseamos en todos los órdenes de la vida.

LA LUZ SURGE TIÑENDO EL HORIZONTE CON LA ESPERANZA Y LA EMOCIÓN DE TRANSITAR UN NUEVO DÍA LLENO DE EMOCIONES
Cordialmente, con la esperanza de que todos puedan encontrar paz y felicidad para sus vidas, dirigiendo su energía, es decir, su fuerza interior, hacia la propia realización.

La Escuela

Ser lo que deseas y puedes ser
conforme a tu naturaleza y circunstancias
Alfonso Lara Castillo - del libro La Búsqueda

   - Una Escuela Diferente

Es la primera Escuela en nuestro país dedicada a la enseñanza del manejo del caballo desde nuestro centro de gravedad, utilizando el lenguaje del cuerpo tanto a pié en tierra como así también montados, tomando conciencia de sensaciones internas de músculos, huesos y articulaciones tanto propias como ajenas, en este caso las del caballo, para establecer un diálogo a través del tacto recibido y del tacto emitido.

No es sorpresa tener que aprender un lenguaje diferente para entendernos con seres distintos a nosotros, de la misma manera que tenemos que aprender otro idioma, aún para comunicarnos con seres humanos de otras partes del mundo siendo de la misma especie.
Con otras costumbres, otras formas de organizarse socialmente, otras formas de comunicarse y de entendimiento, nos obligan a dirigirnos a ellos hablando su misma lengua y a entrar en su sistema de comprensión: la lógica equina.

Así, fácilmente entraremos en su mundo y desde allí, todo es posible.
Es aquí donde abordaremos el mundo de los sentidos para ser emisores y receptores de sensaciones.

Por otra parte, si nuestro afán de acercarnos a ellos está lleno de deseos de doblegar hasta la esclavitud, de exigencias desmedidas, de desconocimiento y de castigos, nuestros quehaceres hípicos se desarrollarán como en los prehistóricos tiempos de las cavernas.

Si por el contrario, nuestro afán está lleno de sabiduría para tratarlos, de comprensión del esfuerzo que realizan, del dolor físico o moral, de sus miedos y ansiedades y sobre todo si nos comunicamos de "corazón a corazón", encontraremos que podemos ser naturalmente su líder, a quien ciegamente se entregarán sin resistencias y sin mediar malos tratos ni violencia.

Domar no es doblegar.
Domar es entrega mutua, algo que aún no han comprendido ni nuestros gauchos ni algunos de los que hoy persisten en entrenar a través de la coerción, quebrando voluntades a través del dolor que infringen.

Muchas veces no es malicia, sino desconocimiento sobre el uso por ejemplo de elementos auxiliares o severas embocaduras que producen un dolor constante, utilizadas por manos despiadadas que desconocen lo que lastiman.

Pero existe una esperanza. Hasta ahora son más quienes quieren acercarse al caballo por el buen camino y que ante la propuesta de métodos comprensivos, reaccionan como gente de bien que son, deseando hacer las cosas desde el amor y el respeto.

Sé que algún día, evolucionaremos cada vez más en el orden personal como para poder llegar a construir nuestras relaciones basadas en la paz y en la armonía entre todos los hombres y con todas las criaturas y ello, involucrará también a nuestros caballos.

Tratemos todos de evolucionar, cada uno en lo suyo, para poder elevar nuestro espíritu y poder construir un mundo de paz entre todas las criaturas que lo habitan.

No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
Antoine Saint-Exupery del libro "El Principito"